Amenazan y atentan contra la vida de integrantes de la Coordinación Nacional de Víctimas y Familiares del Genocidio Contra la Unión Patriótica

Enviado por prensa el Mié, 01/18/2017 - 17:15

Esneda LópezLa Corporación REINICIAR denuncia ante la comunidad nacional e internacional las amenazas y agresiones que han sufrido algunos de los integrantes de la Coordinación de Víctimas y Familiares del Genocidio Contra la Unión Patriótica. 

El 17 de enero de 2017, a las 7:00 p.m. Pablo Eduardo Zúñiga Semanate, quien integra dicha Coordinación en el Cauca, estaba llegando a su casa, cuando dos hombres armados intentaron dispararle, pero él logró ingresar a su vivienda. Una vecina le informó que los hombres habían estado rondando la zona en una moto desde temprano ese día. 

Ese mismo día la señora Esneda del Socorro López Vélez, quien está a cargo de la Coordinación en el municipio de Apartadó y es la presidenta regional de la Unión Patriótica, recibió en su vivienda un panfleto firmado por el grupo paramilitar Autodefensas Gaitanistas de Colombia, en el que se amenaza con declararla a ella y a su familia como ‘objetivo militar’ si continúa con sus actividades políticas.

En el mismo panfleto, que fue lanzado al interior de la vivienda de Esneda del Socorro a eso de las 9:15 de la noche, se menciona también a las organizaciones Fenal Paz y Asocomura, dirigidas por Alcira Blanquicet Navarro y Nelson Miguel Jiménez, respectivamente, quienes también temen en este momento por sus vidas.

Esta información preocupa especialmente teniendo en cuenta que el año pasado fueron asesinados cerca de 100 líderes sociales y defensores de derechos humanos en varias regiones del país, como lo ha denunciado la coalición de organizaciones sociales y campesinas Cumbre Agraria y otras organizaciones. Este año tampoco parecen cesar los asesinatos y ya se han registrado seis casos.

Solicitamos

Al Gobierno Nacional, mantener medidas efectivas para garantizar la integridad física y proteger la vida e integridad del señor Pablo Eduardo Zúñiga Semanate, así como de Esneda del Socorro López Vélez, Alcira Blanquicet Navarro y Nelson Miguel Jiménez.

A la Fiscalía, investigar, individualizar y sancionar a los responsables de las agresiones, amenazas y hostigamientos contra las y los líderes sociales y defensores de derechos humanos, en particular en la región de Urabá, en donde los paramilitares ejercen un control social. 

A la comunidad Internacional, hacer seguimiento a los hechos denunciados y reiterar el llamado al Gobierno Colombiano para que garantice la vida, los derechos y las libertades de todos los ciudadanos.

En este caso, agradecemos a la Fiscalía y a la Unidad Nacional de Protección por su pronta respuesta para salvaguardar la vida de Pablo Zuñiga y Esneda López. 

La Corporación REINICIAR manifiesta su preocupación por los asesinatos, el hostigamiento y la persecución de la que vienen siendo víctimas las y los líderes sociales y defensores de derechos humanos en el país y se solidariza con ellos y sus familiares. De igual manera, se pone a disposición para las acciones que se requieran para la defensa de la vida y de los DDHH.