Se estaría planeando atentado contra la vida de Héctor Jaime Vinasco, exgobernador del Resguardo Cañamomo Lomaprieta, del pueblo indígena Embera-Chamí de Caldas

Enviado por prensa el Jue, 12/22/2016 - 17:02

ReiniciarLa Corporación Reiniciar alerta de manera temprana Y denuncia ante la comunidad nacional e internacional la situación de riesgo en que se encuentra la integridad y la vida del señor Héctor Jaime Vinasco, exgobernador del Resguardo Cañamomo Lomaprieta y autoridad del mismo en materia de asuntos mineros.

El pasado fin de semana el exgobernador fue informado por un transportador del municipio de Riosucio de la inminente posibilidad de que se ejecute un atentado contra su vida. El hombre afirmó haber trasladado a un sujeto desconocido que, en aparente estado de embriaguez o de consumo de sustancias narcóticas, dijo ser el encargado de asesinarlo y que por ello recibiría el pago de 30 millones de pesos.

El hecho ya  fue denunciado ayer por el exgobernador ante la Fiscalía de Riosucio, Caldas y del mismo tienen conocimiento otras además autoridades judiciales del orden seccional y nacional, quienes asumieron ante la esta Corporación Reiniciar el compromiso de iniciar en lo inmediato los actos urgentes dirigidos a corroborar la información y , de resultar cierta, a establecer la identidad del presunto agresor. 

Esta información preocupa especialmente teniendo en cuenta que en el presente año han sido asesinados cerca de 100 líderes sociales y defensores de derechos humanos en varias regiones del país, según cifras de la como lo ha denunciado la coalición de organizaciones sociales y campesinas “Cumbre Agraria” .y otras organizaciones.

Es importante también recordar que otro líder de ese Resguardo, el líder indígena minero Fernando Salazar Calvo, fiscal de la asociación de mineros  indígenas, fue asesinado el 7 de abril de 2015, en hechos que se asocian asociamos al ejercicio de autoridad tradicional en defensa del territorio y de las formas ancestrales de propiedad y explotación de los recursos mineros, y que aún el crimen no ha sido esclarecido por la Fiscalía General de la Nación.  no se ha esclarecido lo ocurrido.  Este crimen desató aAdemás, este hecho desató también un conjunto de amenazas contra otras las autoridades tradicionales del Resguardo, entre ellos el exgobernador Vinasco y el actual gobernador, Carlos Eduardo Gómez.

El nuevo riesgo fue denunciado también ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), organismo que desde el año 2002 otorgó, a petición de la Corporación Reiniciar, medidas cautelares para preservar la vida e integridad de líderes y comunidades de este pueblo indígena.

Ante esto, la Corporación Reiniciar solicitó respetuosamente a la honorable Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) requerir de manera urgente al Gobierno de Colombia con el fin de adoptar medidas urgentes en pro de la vida e integridad personal del exgobernador indígena Héctor Jaime Vinasco y avanzar de manera efectiva en el esclarecimiento de los hechos y en la identificación de los presuntos responsables.
Conforme a lo anterior exigimos al 

Exigimos

Al Gobierno Nacional, tomar medidas efectivas para garantizar la integridad física y proteger la vida e integridad del líder indígena y defensor de derechos humanos Héctor Jaime Vinasco.

Así como garantizar la seguridad de los y las integrantes de las organizaciones sociales, sindicales, populares y de todos los Defensores de Derechos Humanos.

Y cumplir con las recomendaciones hechas por la Organización de Naciones Unidas (ONU), en materia de Derechos Humanos.
A la Fiscalía y demás organismos competentes investigar, individualizar y sancionar a los responsables de planear el atentado contra la vida de Vinasco, así como a los responsables de la persecución, hostigamiento y agresiones en contra de las y los defensores de derechos humanos.

A la comunidad Internacional y A la Sociedad Interamericana, hacer seguimiento a los hechos denunciados y reiterar el llamado al Gobierno Colombiano para que garantice la vida, los derechos y las libertades de todos los ciudadanos
A las organizaciones humanitarias y de derechos humanos, tanto nacionales como internacionales, estar alertas y continuar acompañándonos en estos esfuerzos por construir democracia y defender la vida.