Van 123 miembros de Marcha Patriótica asesinados en cuatro años

Enviado por prensa el Dom, 11/20/2016 - 13:46

MarchaEsta semana, el movimiento social ha sido golpeado por cuenta de asesinatos y amenazas a varios líderes sociales. Ni siquiera han pasado ocho días desde el anuncio del nuevo acuerdo y las alertas de nuevo se han activado.

Hace treinta años comenzó el vergonzoso episodio del genocidio de la Unión Patriótica, con aproximadamente 4000 militantes asesinados, cientos desaparecidos y exiliados. El Estado participó de esta barbarie por lo que fue condenado ante instancias internacionales por complicidad y omisión.

Hoy, igual que ayer, el Gobierno Nacional se hace el de la vista gorda y no actúa frente a los graves incidentes ocurridos en los últimos meses.

Esta semana fueron asesinatos tres miembros del movimiento político y social Marcha Patriótica: Jhon Rodríguez, José Velásquez del Cauca y Erley Monroy del Caquetá, lo que dispara las alarmas de un nuevo genocidio a las organizaciones sociales, por lo cual se exige al Gobierno nacional y a los organismos internacionales tomar cartas en el asunto.

En los últimos meses se ha incrementado este accionar contra los miembros de organizaciones que apoyan la paz y la implementación del acuerdo para la terminación del conflicto.

En el caso de Erley Monroy Fierro, según lo indagado por el equipo de Agencia Prensa Rural, se trasladaba en la vía que conduce de Puerto Lozada a San Vicente del Caguán.

Al parecer Erley fue baleado en la vía y dejado cerca del Batallón Cazadores, que hace permanente presencia en la zona y especialmente en esta carretera. Su cuerpo fue encontrado con heridas de gravedad y posteriormente murió en el hospital municipal.

En esta vía han aparecido panfletos y grafitis amenazantes contra dirigentes sociales de ASCAL–G y demás organizaciones que apoyan la Zona de Reserva Campesina, la defensa del medio ambiente, el proceso de paz y la implementación del acuerdo. Según la comunidad de Lozada – Guayabero, Monroy manifestó en varias ocasiones que había sido amenazado, además de haber sido ser señalado por el alcalde de San Vicente del Caguán, militante del Centro Democrático, quien se ha mostrado contrario a los procesos organizativos de la región.

En las últimas horas, según datos suministrados por la comunidad del sector, a dos veredas de allí, hombres encapuchados asesinaron a bala a otro miembro de ASCAL-G. Estamos esperando más información al respecto.

Desde Prensa Rural nos solidarizamos con las familias, las asociaciones y el movimiento social que están padeciendo esta arremetida violenta contra la paz y la reconciliación. Hacemos el llamado a que estos hechos no queden en el olvido y se encuentren a los responsables.