Durante Jornada en Homenaje a las Víctimas de la Universidad Pedagógica, se expuso el Jardín de la Memoria de la UP

Enviado por prensa el Vie, 11/18/2016 - 16:17

upDesde ayer y hasta el día de hoy a las 6:00 p.m. se estará realizando la III Jornada en Homenaje a las Víctimas de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) de Bogotá, en la que se instaló como galería principal de la conmemoración el Jardín de la Memoria de las víctimas del genocidio contra la Unión Patriótica, que está conformado por las siluetas de algunas de las víctimas.

Integrantes de la Coordinación Nacional de Víctimas y Familiares del Genocidio Contra la Unión Patriótica se hicieron presentes durante la jornada para reivindicar la memoria de sus seres queridos y narrar la historia de resistencia de la Unión Patriótica a esa comunidad universitaria. 

En las versiones anteriores de la conmemoración se han expuesto como galerías principales las de la Asociación Nacional de Familiares de Detenidos Desaparecidos – Asfaddes – y la de las Madres de Soacha, respectivamente. 
Patricia Bryon, directora de Bienestar Universitario de la UPN indicó que la Jornada se realiza en homenaje a las 8 personas egresadas de la institución que fueron víctimas de crímenes de Estado y a las víctimas del conflicto en general. 

En homenaje a las víctimas de la Universidad se realizó en la mañana de hoy una Semblanza en la que se recordó, junto con familiares, amigos y la comunidad universitaria en general a: Cristina del Pilar Guarín, egresada de ciencias sociales, quien fue desaparecida en los hechos de la retoma del Palacio de Justicia; Eduardo Loffsner Torres, docente de la institución y quien fue desaparecido de manera forzosa en el año de 1986; Miguel Ángel Quiroga Gaona, egresado de Ciencias Sociales y asesinado en Chocó en 1998; Darío Betancourt Echeverry, quien era el director del programa de Ciencias Sociales y quien fue desaparecido en 1999; Goldson Granados, egresado de educación física y asesinado en el año 2011; el líder Carlos Alberto Pedraza, egresado de sociales, quien fue desaparecido y asesinado en el año 2015, así como los jóvenes y líderes sociales Lizaida María Ruiz, egresada de lenguas, Daniel Andrés Garzón y Oscar Danilo Arcos, estudiantes de ciencias sociales, quienes murieron en el año 2012 en la supuesta explosión de una bomba en Suba.  

Byon explicó también que este año se va a hacer entrega de un libro con textos escritos por los familiares y que el cierre de la Jornada se hará con un acto simbólico con el Canto de la Vida y en el que se hará un intercambio de flores y se sembrarán semillas de girasoles en memoria de las víctimas

“Con estos actos se espera reivindicar la memoria, porque para nosotros la memoria es también una apuesta de dignificación de las víctimas y evidenciar que se trata de seres humanos que tenían proyectos de vida y cotidianidades. Con la simbología de las semillas lo que deseamos es expandir la obra de estos luchadores sociales”, indicó Patricia Bryon. 

Construcción de una cultura de paz

Por su parte, Helber Augusto Choachí, Secretario General de la Universidad Pedagógica Nacional, explicó que esta iniciativa hace parte del trabajo que se viene desarrollando desde el eje de paz de la Universidad, implementado desde el año 2014 y con el que se le apuesta a la formación de educadores de paz para aportar en la construcción de una cultura de paz.  

“Era necesario pensarse en una apuesta institucional que comprometiera a la comunidad en su conjunto frente a los contextos que se venían presentando con la negociación del Gobierno Nacional y las FARC y los diálogos exploratorios que se venían realizando con el ELN. El objetivo era formar maestros para una Colombia en paz. Hemos hecho la Catedra de la Paz Reconocemos las escuelas como un territorio para pensarse la paz y comenzamos a hacer cátedras itinerantes para darle contenido a esa palabra y ver cómo desde la cotidianidad se puede contribuir a su construcción,” indicó.

Agregó que otro logro importante de este eje ha sido el Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad, desde donde se ha brindado asistencia psicosocial a las víctimas, se ha acompañado espacios de los diálogos de paz, se han generado mecanismos de protección de los estudiantes y maestros, se han adoptado mecanismos de convivencia dentro de la Universidad y se ha hecho formación para la paz en cárceles, así como en derechos humanos del cuerpo docente y de la comunidad universitaria, entre otras cosas. 

E cuanto a la Jornada e Homenaje a las Víctimas de la UPN indicó que ha sido un proceso de revivir y dignificar a las víctimas en la Universidad y a de reconocer el papel que han jugado las organizaciones de víctimas en el país.
“Lo que hemos hecho es que los estudiantes y que la comunidad reconozca que la universidad pública y en especial la universidad pedagógica también ha sido afectada por el conflicto armado por múltiples actores y no sólo hace 20 y 30 años, sino también víctimas recientes. Lo que buscamos no es mostrar la crueldad de las prácticas de la guerra, sino mostrar que hay unas experiencias de resistencia, que están apostándole a una Colombia distinta”, concluyó.