María Ruth Sanabria Rueda es nominada a premio nacional por toda una vida de trabajo en derechos humanos

Enviado por prensa el Mié, 09/07/2016 - 11:42

María Ruth Sanabria RuedaLa defensora de derechos humanos María Ruth Sanabria Rueda, de la Coordinación de Víctimas y Familiares de Arauca y del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CPDH) en esa región, fue nominada al premio nacional por la defensa de los derechos humanos en Colombia de Diakonía en la categoría de “Toda una vida”.

El Premio Nacional a la Defensa de los Derechos Humanos en Colombia es concedido anualmente por la comunidad internacional, con el liderazgo de Diakonia y las iglesias libres de Suecia. La ceremonia de premiación será el 9 de septiembre próximo, en el marco del Día Nacional de los Derechos Humanos.
Como defensora de derechos humanos,  María Ruth ha acompañado procesos de restitución de tierras y la búsqueda de justicia y verdad en casos de crímenes de Estado como el Genocidio por motivos políticos contra la Unión Patriótica (UP). 

Como lo señala Diakonía inició en 1978 como defensora de oficio de derechos humanos en San Alberto Cesar, en el esclarecimiento de la violencia por la llegada de grupos paramilitares al municipio y desde el 2006 pertenece a la Coordinación de Víctimas y Familiares del genocidio de Estado contra la Unión Patriótica en la región. En el 2012 entra a formar parte del CPDH, donde inicialmente fue directora y representante legal durante cuatro años y actualmente acompaña a las víctimas del conflicto armado de Arauca.

Fue responsable de la conformación y expansión de la Red de Derechos Humanos en el departamento; miembro de la Unión Patriótica y del sindicato Agrario del sur del Cesar. En 1999 ingresa a la Asociación Nacional de Mujeres Campesinas, Indígenas y Negras de Colombia (AMMUCIC). 

En cada uno de estos procesos ha generado espacios de discusión que han permitido articular diferentes organizaciones del departamento de Arauca como la Fundación de Derechos Humanos Joel Sierra, la Asociación Campesina del Arauca (ACA) y la Fundación por la Defensa de los Derechos Humanos y el DIH del Centro y Oriente de Colombia (DHOC). Gracias a estas acciones conjuntas se conformó la Red de Derechos Humanos del departamento de Arauca, que ha permitido que la comunidad trabaje mancomunadamente en la defensa de sus derechos y alerte a otras comunidades en caso de evidenciar alguna violación a los DDHH. 

Por medio de esta comunicación en red han sido salvadas las vidas de personas que han recibido amenazas por diferentes medios y se han visibilizado ejecuciones extrajudiciales en la región. En su trabajo María Ruth recorre principalmente las zonas rurales de San Alberto Cesar y municipios del departamento de Arauca, entendiendo las necesidades desde la participación y socialización de las víctimas del conflicto; campesinos, niñas, niños y organizaciones de base.

En 1989 tuvo que desplazarse forzosamente de San Alberto, departamento del Cesar y regresó a San Alberto en 1990. En ese mismo año, su esposo fue asesinado. María Ruth fue objeto de constantes amenazas y blanco de dos atentados. En 1994 recibió un ultimatum y solo contó con 24 horas para abandonar el departamento. En el 2008 presentó denuncias ante la fiscalía por atentado. Desde el 2 de octubre de 2010 cuenta con medidas cautelares. 

Pese a este contexto de violencia y de vulneración al que ha estado expuesta, María Ruth cuenta con el apoyo de las organizaciones de víctimas y de defensa de Derechos Humanos con las que trabaja, así como de la Federación Luterana Mundial.

Esta incansable lideresa seguirá en la búsqueda por el esclarecimiento de los hechos de la Unión Patriótica, en la defensa de los derechos a la restitución de tierras en San Alberto Cesar, por la soberanía alimentaria y el trabajo digno de campesinos y campesinas de Arauca.